Bienvenid@ al blog de tek0. Aqui te espero puntualmente para leer mis crónicas de las carreras que participo, entrevistas a atletas de todos los niveles. Todo atletismo, para todos

jueves, 17 de abril de 2014

Ricardo de Pedraza, Anvi y David Magán, maratón de Londres, Copa del Mundo

Decir Maratón de Londres es decir Anvi, David Magán y Ricardo de Pedraza, seguramente cualquiera de ellos pondrían por delante a otro de sus compañeros, para mí los tres han sido grandes protagonistas durante todo el finde semana.

Una ilusión, un sueño, meses de entrenamientos, cientos de kms en sus piernas, cientos de pensamientos y de momentos vividos entre ellos.

Quiero agradecer a Ricardo la disposición tan buena que tiene siempre conmigo para contarnos sus impresiones, lo que han vivido, sentido. Es un gran detalle para este blog el poder contaros de primera mano esta experiencia.

Sin más, comenzamos.

Ricardo, ¿cómo ha ido vuestra experiencia en tierras británicas? ¿Ha ido todo según lo previsto, o ha habido que amoldarse a otras situaciones?

Ha sido una experiencia fantástica. He disfrutado muchísimo con todo y nos han tratado de forma excepcional. Sí hemos tenido que amoldarnos a las circunstancias, pero ya contábamos con que esa posibilidad se podía dar.

Llegada a Londres, ¿qué pensáis allí? Era el comienzo de vuestro sueño, ¿cómo llegan Anvi y David: ilusionados, nerviosos o un poco de todo?

Con mucha ilusión, como ya te he comentado. Yo sabía que no se podían imaginar todo aquello y la verdad es que fue alucinante. El trato que nos dio la organización fue el de atletas de élite y ellos no conocen este mundo. Bajarte del avión, que te estén esperando, te lleven en la clase vip del tren, luego en coche oficial hasta un hotel donde estas compartiendo mesa con los Mutai, Kipsang, Mo Farah y toda la tropa, es algo que no olvidaran nunca.

Los nervios si hicieron presa en uno de mis guías y amigos, pero esto es lo normal. A Anvi le costó empezar a disfrutar, pero al final lo logró y con creces.

Durante el sábado vi alguna foto en la que salíais a rodar, ¿es aconsejable el día antes de un maratón?

Bueno, pues como todo, lo fundamental ante un maratón es no improvisar nada y hacer las cosas como lo has hecho en tu preparación. Muchos corredores populares se entrenan con los planes que encuentran en las revistas y además lo adaptan a sus circunstancias. Esto es un gran error. Esos planes de entrenamiento no son personalizados y en todo caso les pueden ir bien tan sólo a unos pocos y por lo general mal a casi todos. Lo que deberían hacer es buscarse un entrenador personal de atletismo y verían de qué forma iban a mejorar sin dejarse la vida en ello.

En cuanto a la pregunta, sí es bueno rodar, no sólo antes de un maratón, si no antes de cualquier competición. Puedes descansar por ejemplo el viernes, pero es fundamental rodar el sábado y unas rectas para activar las piernas, además de soltar un poco los nervios. De igual forma existe otro error muy común en los atletas populares y es el de descansar justo el lunes después de la competición y es justo lo contrario, deberíamos hacer un trote muy suave para eliminar las toxinas que se producen y poder estirar mejor la musculatura que queda contraída ante tal esfuerzo. Aprovecho para comentarte, desde mi punto de vista, una cosa más: es típico ver a una gran mayoría de corredores haciendo cola después de un maratón para darse un masaje, yo considero que eso es una atrocidad. Hay un montón de micro roturas en la musculatura de las piernas y que te pasen los dedos no creo que sea una buena idea. El masaje deberíamos dejarlo para la semana de después y aunque duela mejor aguantarse y usar el agua fría.

Una vez reunidos, ¿alguna charla técnica?, ¿algo para motivar o para agradecer?

Sí. Tuvimos una par de reuniones con la organización en la que se nos dieron a conocer todos los detalles de la prueba y donde pudimos resolver las dudas que teníamos.

¿La noche previa costó conciliar el sueño?

La noche previa… Hay por ahí un video que gravó el gran David en el que se ve perfectamente el buen rollo que teníamos y como nos reíamos a más no poder.

Suena el despertador y ¿qué piensas, como se levantan tus guías? Era el día D y pronto estaríais en la hora H, ¿nervios?, ¿ilusión?

Dormimos poco, pero bien. A las 5 de la mañana teníamos que estar desayunando para marcharnos a las 6:15 hacia la salida. Muy ilusionados y disfrutando de toda la experiencia. Yo al menos no estaba nervio y creo que ellos tampoco.

El día, climatológicamente, ¿cómo fue, acompañaba a los atletas?

La verdad es que el tiempo era lo de menos, pues la gente te lleva en volandas. Pero sí hacía viento en partes del circuito y Londres no es Valencia, aunque tampoco es Madrid. Tiene repechos, bastantes badenes y curvas, pero a mí me encantó.

Según me contó David, él estaría en el km 21 y Anvi saldría de inicio contigo. ¿Costó tomar la decisión de uno u otro al enterarte de que solamente de inicio podía acompañarte uno? ¿Esa decisión trastocó un poco los planes para esa maratón?

Fue un palo. Yo quería que Anvi lo corriera entero y al no poder ser me llevé un disgusto, pero contábamos con que eso podía pasar. Decidimos entonces que la primera parte la hiciese David y la segunda Anvi.

Llega el momento, línea de salida. ¿Cómo fue esa carrera Ricardo? Coméntanos.

Me levanté a las 5 de la mañana para ir a desayunar. Ya duchado y despierto, desayune con David y Anvi. Cruasán y café. Yo no soy de los que piensa que el desayuno del día de la prueba es muy importante, aunque más bien para mí lo importante es la alimentación de los días previos. La carga de hidratos la debes hacer mucho antes y sobre todo la comida y la cena anterior.

Subimos a coger la mochila y nos dimos un abrazo con Anvi, que se quedaba en el hotel para esperarnos en el km 21 para hacer el relevo.

Fuimos hasta el bus que nos recogió a las 6:15 para ir a la línea de salida. Atravesamos todo Londres escoltados por la policía y charlando con otros corredores llegamos a la cámara de llamadas.

Una gran carpa estaba a nuestra disposición con todo lo necesario para prepararnos, cambiarnos, gastar unas bromas y hacer el pequeño calentamiento y los últimos estiramientos y movilizaciones.

Llega la hora y nos encaminamos hacia la línea de salida. Empiezan las presentaciones por los altavoces, las cámaras de tv y las fotos son numerosas y el griterío de la gente se empieza a notar. Suena sirena y empieza la carrera. Los pelos de punta.

Pasamos el primer parcial en menos de 20 min que era lo previsto, pero sabíamos que iba a ser difícil que el dolor nos respetase. Pronto empecé a sufrir. Sabía que la clave iba a ser cuanto podía aguantar el dolor y sólo de ver que en el km 5 ya iba así, se me antojó un Calvario que no se si lo iba a poder soportar, pero había que intentarlo. Conseguí hacer los parciales a 4 min/km hasta que en el km 20 el dolor era insoportable y decidí bajar un poco para pasar la media en 1: 25.

En el km 9 me pregunto David que tal iba, pero con verme la cara no tuve que contestarle siquiera. Pensé en retirarme en el km 10, pero me acordé de Anvi, de mi mujer, de la suya, de la gran Yolanda y de una amiga que estaban esperándonos en el espectacular cambio de guía. Tenía que llegar hasta allí, tenía que hacerle sentir a Anvi participe de la grandiosidad de correr por esas calles y que viese la multitud de gente que animaba sin parar. Tenía que vivir esa experiencia.

Cuando me cogió Anvi sólo me dijo una cosa: “vamos a disfrutar Ricardo, no pienses en el dolor”. Yo ni contesté, tan sólo intenté aguantar algún kilómetro más para que viese todo aquello. Salvé los parciales hasta el km 25 y a partir de ahí Anvi se empezó a tener que comer la parte dramática del maratón. Iba corriendo como a saltitos, pues la lesión inguinal me dolía muchísimo y esto hizo que empezara a viciar la pisada en carrera con lo que los tirones musculares no tardaron en llegar. Hasta en tres ocasiones tuvimos que parar a estirar y fue un camino de lágrimas hasta la meta. Una impotencia tremenda te recorre el alma de ver que tu pierna no pude más y tu corazón sí.

Jamás creí que podía llegar, pero el cuerpo humano creo que es capaz de aguantar lo inaguantable. Si no es por el trabajo de motivación constante que hizo Anvi y el público, no hubiese llegado…

Llegada a meta, 2h 59 min 50 sg, ¿cómo valoras este resultado? ¿era el resultado soñado? Si no lo era, ¿cuál hubiera sido ese tiempo que os hubiera gustado?

El objetivo real antes de la carrera era el de llegar a la meta y salir a por lo que habíamos entrenado hasta que ya no pudiese aguantar el dolor. El día antes, en el rodaje, ya vimos que no podía correr más de diez minutos sin dolor, así que teníamos que acogernos a la heroica y darlo todo.

Era una Copa del Mundo y no era plan de ir a darse un paseo. La intención era bajar de 2h48’00’’. El entreno estaba para eso, pero las circunstancias eran las que eran y en carrera pasa de todo y a todos. Pero 4º en mi categoría, es un triunfo.

¿Cómo fue el trabajo de Anvi y de David? Cuéntanos un poco como los viste

Sencillamente, enormes y muy profesionales. Me sorprendió mucho todo lo que han aprendido.

Dejáis Londres, llegáis a casa, ¿y ahora qué? ¿Descanso o seguimos dándole a los kilómetros?

Pues, el gran David se va a enfrentar a la distancia de Filípides en el maratón de Madrid, pero con la intención de hacer una primera toma de contacto con el maratón y espero que disfrute. Anvi la va a liar parda en la media maratón de Almagro. En cuanto a mí, por desgracia, creo que pasaré por quirófano, aunque eso lo decidirán los médicos y espero que cuanto antes que ya estoy deseando competir para final de verano.

¿Habéis sentido el calor desde aquí? ¿Ese apoyo ha llegado?

El apoyo es increíble. Teníamos el Twitter y los wasapp a tope cada vez que pillábamos wifi.

¿Qué decir a todas esas personas que han estado ahí al otro lado, bien en redes sociales, bien en algún enlace donde vi que lo retransmitían y os vieron?

Tengo que dar las gracias a todos los que nos siguen: familia , compañeros de clase, todos los amigos de la Puebla de Montalbán, mi club , mis amigos de Talavera y todos los que te siguen a ti y corredores de muchas partes de España que me apoyan. Incluso desde Canadá me siguen desde hace unos años y también me dan su apoyo. Soy afortunado.

Ricardo, ¿algo que se me haya pasado y quieras mencionar?

Sí. Mucha fuerza para los runners que vais a correr en Madrid y La Coruña. ¡Dadlo todo y disfrutad como locos!

Hasta aquí la entrevista, me ha parecido que por un momento estado con ellos en esas tierras viviendo todo lo que nos ha contado Ricardo, esos detalles, esos entresijos… en definitiva ese sueño contado por ellos.

¡¡ un ejemplo, un equipo, un sueño, un gran resultado, felicidades campeones ¡¡