Bienvenid@ al blog de tek0. Aqui te espero puntualmente para leer mis crónicas de las carreras que participo, entrevistas a atletas de todos los niveles. Todo atletismo, para todos

martes, 18 de noviembre de 2014

Toni y Alfredo, cuando los sueños vencen a todas las adversidades

hace unos días se celebró en Valencia su prestigiosa maratón y sus 10 kms, con ello miles de sueños, miles de historias a cual mas emocionante, cientos de sueños echos realidad, cientos de promesas de volver 365 días después. No os podéis imaginar que bajón me dio poner la televisión y ver esas calles tan familiares llenas de atletas y yo sin estar, pero bueno hay que elegir, no se puede hacer todo lo que nos gustaría, lo que si tengo claro es que volveré muy pronto allí.

En esta publicación mi amigo Toni va ser el gran protagonista, junto a él Alfredo, donde será nombrado una y mil veces todas ellas merecidas y ganadas a base de tesón o de echarle lo que hay que echar en estas ocasiones. Esta mañana antes de irme a trabajar leí la crónica de Toni, la verdad me gustó mucho y sobre todo que todas las penurias y aventuras tuvieron un final feliz con esa entrada en meta.

Antes de su crónica me gustaría felicitar a todas las personas que pasasteis por esa meta tan soñada, tan dura pero que reconforta muchísimo. Sea cual sea el objetivo terminar es un gran éxito. También me acuerdo de las personas que por unas u otras razones no habéis podido finalizar o vuestro resultado no ha sido el mejor. No os desaniméis, pensad que sois atletas, con ello sobra razonar el resto.

Sin más os dejo con la crónica de Toni, agradecido por tratarme tan bien en su aventura, no se que decir ante tantos elogios. Estoy muy orgulloso de ti y también contento por Alfredo.

Unos me conoceréis, otros no, soy más o menos un poco novato en el tema de las carreras, aunque sí que soy bastante asiduo a ellas. Cuando Miguel se enteró de que iba a correr la maratón de Valencia siempre ha estado un poco pendiente de las evoluciones, entrenos, lesiones y demás situaciones que han ocurrido durante la preparación de la misma, preparación que entre sus consejos, los de toda una leyenda del atletismo regional como es mi tía y lo poquito que sacaba de internet llevé a cabo.

Como dicen que para todo hay una primera vez, con esta crónica hago un 2x1 y a parte de estrenarme como escritor en un blog, pues cuento como fue mi primera experiencia con la distancia reina del atletismo, los míticos 42195 metros.

07:00 de la mañana del sábado, estamos en pie Alfredo (principal culpable de este jaleo), Miriam y un servidor y salimos con toda la ilusión del mundo para Valencia. Llegamos a nuestro destino, buscamos el hotel, nos registramos, deshacemos maletas (más o menos) y para la feria del corredor a recoger dorsales y respirar ambiente runner. Por allí nos encontramos con algunos corredores conocidos, un poquito de charla, recogemos dorsales y para el hotel a por una siestecita. Llega la hora de la cena y a buscar a los chicos de Traningrey para cenar ya que habíamos reservado con ellos. Una buena cena, risas, fotos, nos deseamos suerte y … ¡¡¡hasta mañana!!!

06:00 de la mañana del domingo, suena el despertador, ¡¡ahora sí que si!!, ya no hay vuelta atrás, bajamos a por un buen desayuno para cargar pilas y a cambiarnos. Que si camiseta, que si colocar el dorsal, ¿me llevo la gorra o no?, no sé si coger las gafas, ¿donde he puesto el reloj?, que no se me olvide la vaselina… en fin entre nervios y demás ya estamos listos, toca ponerse en marcha, no sin antes hacernos con unos sacos de basura para no pasar frio. Monísimos nosotros por las calles de Valencia. Yo como es habitual en mi y por aliviar un poco de tensión voy haciendo el payasete por la calle.

Llegamos a la zona de salida vuelvo a orinar por 4ª o 5ª vez en lo que va de mañana y me doy cuenta de que aparte de estar más nervioso que nunca, he perdido a Alfredo, pues si que empezamos bien!!!. Tras el primer fracaso, llega la salida, vamos a darle duro, comienza lo importante y para lo que llevaba preparándome varios meses con algunos parones forzosos por el magnífico esguince que me hice. Todo marcha de lujo, la gente anima que es una pasada y claro te vienes arriba, error numero 1 de principiante, en vez de relajar ritmo y ser conservador, todo lo contrario. Bien pasado el ecuador de la carrera pasamos por el hotel, allí esta Miriam con la cámara de fotos y sus ganas de animar, me miro el reloj y me doy cuenta de que, dicho mal y pronto la he cagado, casi al mismo ritmo que la media maratón de ciudad real, ufff que largo se me va a hacer esto…!! Esperemos que el cuerpo aguante..

Todo marcha de lujo hasta que en el km 27 se me empiezan a subir los gemelos, estiro un poquito y en marcha, sin problema. Hacia el km 30 se me vuelven a subir los gemelos y hay que parar de correr, toca andar. Vuelvo a correr y hasta el km 35 voy alternando ratitos de carrera con ratitos de caminata, con una sensación muy rara, como si se me fuera a romper el tendón de Aquiles, esto no me había pasado nunca y voy medio asustado, casi en el km 36 mi cuerpo dice que se acabó, de cabeza al suelo, un dolor fortísimo en las piernas y donde debían estar mis gemelos hay un hueco tremendo, pero donde se han ido estos tíos?? Un hombre que estaba allí animando se ofrece voluntario a ayudarme, por supuesto le digo que sí y lo intenta, pero el hombre con toda su buena voluntad levanta muy rápido una pierna y se me sube el cuádriceps, pues ahora sí que la hemos liado!!! Le indico que despacio, me vuelve a ayudar y ahora si, a levantarme y a seguir, que yo he venido a terminar mi primer maratón, porque otra cosa no pero testarudo… Pues ale, vamos a darnos un gran paseo por la ciudad de valencia, la verdad es que durante ese paseo de unos 4 kms disfrute más bien poco de la ciudad, del maratón y de la gente que no paraba de animar, iba desalentado, llorando de impotencia y bueno, con ganas de desaparecer de allí.

Poco a poco se va acercando la meta y no sé si las ganas, los ánimos de la gente o yo que sé que me voy viniendo arriba y poco a poco comienzo a correr muy despacito, parece que puedo, pues a terminar. Paso ya por fin por el arco del último km, choco la mano con el speaker y para abajo, un poquito más, todo lleno de gente al estilo Tourmalet en el tour de Francia, ahí sí que si sabes que lo has logrado, ya estoy viendo el agua. Por fin piso la moqueta azul, me agacho, beso el suelo y a disfrutar de la pasarela, señal de triunfo, hago mi habitual dedicatoria señalando al cielo por el que se fue demasiado pronto y a hacer mi típico salto al marcador. ¡¡¡¡HE TERMINADO!!!!

Todavía no me lo creo, pero en vez de irme a ducharme, me quedo a esperar a Alfredo, porque se lo merece, porque lo suyo sí que tiene merito, porque aparte de ser una grandísima persona, se que va a conseguir lo que muchos en su situación ni siquiera se habrían planteado, porque tiene dos co+++es como ruedas de molino, y porque si hace falta me salto y me vuelvo a por él y le traigo empujándole.

Y por fin aparece Alfredo, le espero en la meta, los de control me regañan que no puedo estar ahí, pero a mí de ahí no me sacan. Nos chocamos las manos y nos fundimos en un abrazo. ¡¡¡Alfre tío, que hemos terminado los dos!!!. Llega Miriam y nos vamos los 3, Alfredo y yo más muertos que vivos y Miriam pendiente de nosotros, nos dan la medalla y a comer, no sin antes parar con los chicos de Trainingrey que no paraban de felicitar a Alfredo por lo que acababa de hacer, lo mío era algo menor al lado de lo suyo.

 

 

Llegamos a la comida con la gente de TrainingRey y ovación cerrada para el campeón. Comemos y a por la merecida ducha, que creo que nos la habíamos ganado.

El día lo acabamos jugando al billar como buenamente pudimos y a dormir a buena hora que el cuerpo y las piernas no daban para más.

En definitiva ha sido una experiencia agridulce ya que a pesar de haber logrado terminar un maratón no ha sido según lo esperado y no he podido hacerlo corriendo completo, pero de todo se aprende, y como he decidido que va a haber una próxima vez espero llevar la lección bien aprendida.

Agradecer a todo el mundo que se ha preocupado por mí, por cómo se dio todo, a los que me habéis aconsejado, a los que me habéis aguantado, a la gente del Asno Runing por hacer que cada día me guste más este deporte, a Virgi, mi compañera de fatigas, por todo lo que me aguanta la pobre y porque el próximo lo tiene que hacer conmigo, a mi tía por sus consejos y preocupación, a toda mi familia en general, en especial a mi madre que es la que me sufre, a mi padre por darme tantos "días de asuntos propios" para poder llevar a cabo los entrenamientos y a mi hermana por ser como es. A la gente de Trainingrey por demostrar que son una gran familia con su apoyo espectacular a Alfredo y en especial a sus entrenadores por ayudarle y aconsejarle para que lo lograse, sin ellos esta locura no hubiera sido completa. A mis amigos y amigas por los días que los he fallado por irme a correr.

A la gente de TorkonBike por que no han parado de darme ánimos para que no decayese en mi empeño. A las fisios que han atendido este cuerpo escombro y sus achaques A todos de los que me haya podido olvidar y que me aguantan día a día. Y por supuesto, a ti Miguel, por preocuparte por mi y aconsejarme en todo lo que has podido y por dejarme este ratito para contarte mi experiencia. GRACIAS!!!

Es una gran historia y nos va venir bien a todos pues de todas las situaciones se aprende, a veces se cometen errores que sabes que está ahí y vas con cuidado pero la situación te desborda. Se que para el próximo maratón desde ya has ganado mucho, solo queda descansar y cuando sea poner nombre a esa ciudad, el resto vendrá km a km.

Próximamente Alfredo también va compartir su experiencia con nosotros, como vivió esa carrera, sus impresiones en definitiva su historia. He de reconocer que me habéis emocionado y ese video dice mucho de vuestra amistad, de vuestros sueños,¡¡ lo habeis conseguido ¡¡

mientras tanto…