Bienvenid@ al blog de tek0. Aqui te espero puntualmente para leer mis crónicas de las carreras que participo, entrevistas a atletas de todos los niveles. Todo atletismo, para todos

jueves, 5 de marzo de 2015

Camino de un sueño, mi sueño.

La historia que hoy voy a compartir con vosotros no es la de ningún atleta de élite ni la de un atleta normal como tu o como yo, sino la visión que tengo del atletismo en una persona independientemente del objetivo que tenga hasta lograr ese sueño echo realidad.

Podéis imaginar la distancia de la carrera que queráis, podéis imaginar como son esos momentos previos al apuntarse a esa carrera que a lo mejor te hacía especial ilusión, podéis imaginar también mil llegadas o mil comienzos de ese día y ¿sabéis que es lo mejor? que ese objetivo sea cual sea, esa ilusión que tienes en esa carrera la compartimos todos los atletas ante un gran reto en nuestra vida. Asique te invito a ser feliz, sonríe.

Seguramente cuando interiormente estas ilusionado con esta carrera estas como loco por apuntarte y cuando lo haces estás deseando que aparezca cualquier amigo, cualquier familiar para contarle lo que acabas de hacer. Seguramente en muchos casos se alegren, te animen a que sigas adelante. En otros casos no me negaréis que lo primero que dicen es ¿ y tu vas a ir a esa carrera? ¿ bendito sea dios, no la hay mas larga ni mas dura? jajaja y así un sinfín de penurias que algunas personas echan por la boca mientras a ti te da un pequeño bajón que te dura hasta que te das la vuelta y sigues con tu run run.

Llega el momento de la preparación y estamos por ejemplo en invierno uff que frío te dicen, ¿pero donde vas? pues a correr y tu vas, no sin dudar por momentos por esa temperatura, aunque tu ves que es parte de ese esfuerzo,  parte de esa recompensa que cuando cruces la meta conseguirás y se consumará cuando te cuelguen al cuello esa medalla y te digan ¡¡ felicidades ¡¡

El  ejemplo del frio lo podéis hacer con el calor, con lluvia, con viento, con nieve, con un terremoto o como bien queráis. Tu objetivo esta claro en la mente, tus piernas lo saben y solo te queda trabajarlo.

El trabajo del atleta en su preparación es importante durante esa preparación durante semanas o meses, es la base del éxito, que os voy a contar que no sepáis….

Cada vez queda menos semanas, menos días, menos horas y los nervios comienzan aparecer. No podéis negarme que sea mas o menos siempre aparecen esos retortijones, esas dudas de si lo habré echo bien o mil cosas similares.

Llega el día previo y la ilusión se mezcla con las dudas, cuando te animan y te dan ánimos sonríes pero interiormente no las tienes todas consigo. Cuando cae la tarde y llega esa cena previa al día, al día D y la hora H, ya dices todo está echo, todo está echado a la suerte y que sea lo que dios quiera.

Te vas a dormir y bueno lo de dormir lo podemos decir entrecomillado ¿verdad? jejeje das vueltas hasta que caes definitivamente. Duermes dos o tres horas y crees que ya es la hora de levantarse, te miras al reloj y son las tres de la mañana aún, resoplas y dices ¡¡ no me jodas ¡¡.

Por fin suena el despertador, llega la hora de desayunar, donde crees que todo lo que comes es poco para aguantar bien hasta la llegada, donde te surge la duda de si comer una cosa u otra… jaja la verdad me suena todo y me es tan familiar que lo tenía que compartir con todos vosotros.

Nos vamos a la carrera, la música, el ambiente distendido entre atletas, ¡¡¡ oeeee ¡¡¡ ya estoy aquií ¡¡¡. Llega la hora de despedirte de la familia, amigos o de quien te acompaña. Ese momento agachas la cabeza, piensas en todas aquellas personas que ya no están en vida y te gustaría que vivieran ese momento contigo o miras hacía el cielo señalando con un dedo y sintiendo de corazón el mismo sentimiento.

Se da el pistoletazo de salida y esos nervios se van, ahora toca hacer lo que mejor sabes en tu tiempo de ocio que es correr, disfrutar, sufrir lo menos posible y llegar bien a meta con una sonrisa.

Según voy dando zancadas en la vida me siento más feliz de haber conocido este deporte, de conocer personas que compartís conmigo vuestro sueño o me dejáis compartir el mío con vosotros, son tantos momentos bonitos entre atletas que es difícil describir pero sé que me entendéis.

Por ello mi admiración a todos vosotros seáis quien seáis, hagáis la distancia que hagáis, da igual si vuestro objetivo es ser un nº 1, si es batir vuestro mejor registro o llegar a meta aunque sea último. Nadie sabe lo que cuesta preparar una carrera bajo el frío, el calor, problemas cotidianos etc.…

Que nadie te haga dudar, que el miedo no te atrape, ni tampoco el pesimismo. Tú lo harás y lo sabes, solo queda un tiempo hermoso que debes aprovechar y rellenar tu batería de energía positiva. Hacedme caso, merecerá la pena cuando crucéis la salida y mucho más cuando lleguéis a meta.

¡¡ TODOS SOIS ADMIRABLES ¡¡ y desde aquí mi homenaje y admiración a todos vosotros

 

mientras tanto… sigue tu ritmo y llegarás a tu meta.