Bienvenid@ al blog de tek0. Aqui te espero puntualmente para leer mis crónicas de las carreras que participo, entrevistas a atletas de todos los niveles. Todo atletismo, para todos

jueves, 20 de agosto de 2015

´´ la carrera que viví ´´ Raúl Carpegna

Hola amig@s en esta ocasión el blog de tek0 va cruzar el charco para compartir con vosotros la historia de Raúl Carpegna. Raúl es un atleta argentino que ha querido contarnos su crónica en su primer maratón, concretamente en el maratón de Rosario. la verdad es un gran regalo y ejemplo para todos los que nos gusta el deporte, la superación y la magia de los maratones.

Muchas veces sentimos el fracaso tras entrar en meta unos segundos después de ese objetivo marcado al principio, hoy Raúl nos va dar ejemplo y nos va demostrar que el tiempo es lo de menos, lo importante es sumar, no rendirse porque todo nos hará llegar a meta y la meta no es solamente cruzar esa línea y colgarnos la medalla. La meta es que las ilusiones que en un principio te marcas junto con el plan de entreno y finalizando con la carrera en sí todo nos es favorable porque lo hemos conseguido.

Si quieres, puedes.

CRÓNICA DE MI PRIMER MARATÓN


A pesar de mi edad, casi 53 años (bastante veterano), gracias A Dios, el 28 de Junio pasado he debutado en un maratón (Rosario 42k.) Aclaro que hace más de 15 años que vengo corriendo con continuidad y hace un poco más de 3 que participo en carreras de calle. A fines de 2013 corrí la primera media maratón y a mediados de 2014 me animé con 2 más.


En Noviembre del año pasado y con 7 meses de anticipación me inscribí para el maratón de Rosario. Empecé a prepararla con todo entusiasmo en Febrero de este año, según un plan para novatos mayores, no obstante aflojé cuando tenía que hacer fondos de muchos kilómetros, ya que no tuve demasiada paciencia para entrenar más de 2 hs. en soledad, aunque prácticamente todos los días recorrí entre 7 y 10 km.
Faltando unos 45 y 30 días respectivamente para el gran acontecimiento, y gracias a 2 amigos que me regaló está pasión, Jose Sarmiento y Juan Cosaro (atletas de mi ciudad - Laboulaye en la provincia de Córdoba - Argentina), hice 2 fondos, uno de 25 y el otro de 21.Como se están enterando, mi preparación no fue la más adecuada.

Llegó el día de la carrera con una temperatura y humedad muy elevadas para la época y con cerca de 3.000 atletas, puse “primera”, tratando de respetar lo planificado, corriendo a un ritmo de 5.30 a 5.40 (calculo, porque no llevé reloj)… En varios tramos de los primeros kilómetros, escuché a corredores experimentados que iban en grupos, que se decían: acuérdense que la carrera comienza después de los 21… Yo no entendía demasiado lo que querían significar y seguía a un tranco tranquilo, que me permitía disfrutar a pleno del “gustazo” que me estaba dando.


En el kilómetro 28 (mas o menos) y aprovechando un puesto de hidratación, “bajé la marcha” y caminando tomé un vaso de Powerade, y encontré en un espacio verde un enorme eucalipto que decidí transformar en un "baño químico" e hice mi descarga (del km. 10 que venía con la vejiga explotando). Para distenderme un poco caminé unos 200 metros y en un momento me dije: “yo vine a correr, no a caminar” y muy lentamente reinicié mi trote. Encontré a muchos caídos, acalambrados, desmayados, etc.


Allá por el km. 32 alcancé a un joven de nombre Gonzalo que estaba a punto de caer destruido, lo distraje (y me distraje) haciéndole un par de preguntas para “sacarlo” de su estado. El muchacho tenía toda “la logística”, relojes de todo tipo, cinturón de hidratación, geles de todos los sabores. Le pregunté: ¿a cuánto vamos? Su respuesta fue: a 7,25… Ahí comprendí que más allá de que mi cabeza estaba firme, mis piernas eran como 2 hojas de diario y mis pies como 2 blocks de cemento. Así llegué al km. 39; Gonzalo había quedado atrás a pesar de mis motivaciones y logré recuperar mi ritmo del principio, no obstante el cartel que marcaba los 40k. no aparecía… y empecé a interrogarme si lo habían sacado o tal vez algún pícaro lo había tirado… y en eso alcanzo a una pareja, y escucho al muchacho que emocionado le expresa a “su amada” palabras más , palabras menos, lo siguiente: levantá la cabeza, estamos a 300 metros de la meta, podés llorar, fijate el arco de llegada, escuchá como aplaude la gente… Ahí comprendí que la alegría me desbordaba infinitamente y los carteles de los kms. 40 y 41 nunca los había vísto…
Y llegué nomás, a las chuequeadas como loro pisando clavos, luego de 4 hs.17 m.54s. Entiendo perfectamente que para muchos ese tiempo puede tener el sabor de fracaso, pero para mí que tengo una edad importante y considerando el debut absoluto, más el único objetivo, que era llegar, ha resultado un logro que con simples palabras no puedo explicar… Para que tengan una mínima idea, les cuento que al arribar a la soñada meta, me sentí Mariano Mastromarino…jaja…


Terminé el maratón y escucho que me llaman por mi nombre (no sabía si acababa de partir de este mundo y la voz era de Dios que me esperaba en el paraíso celestial…jeje)… ¿Saben quién era? El creador de este grupo,
Gabriel O. Farah , que me sacó la foto que acompaña este relato y que tuvo el gesto sorprendente y estupendo de esperarme... y eso que él había llegado como 30 minutos antes… Gracias Gabriel y no comparto esto con el fin de quedar bien gratuitamente, lo escribo porque brota de mi corazón.
Deportivamente hablando, soy feliz… ¿se nota?
Ya les comenté que soy un veterano, que no tiene técnica, con escasa velocidad y resistencia, pero con “humedad” en mis ojos, puedo manifestarles que : ¡¡¡SOY MARATONISTA!!!


Perdón por lo extenso. Me animé a compartir mi vivencia "maratonística", porque nos une e identifica esta locura desbordante.
Gracias a Dios, a mi familia, a los que me quieren de verdad, que me han mimado con mensajes geniales.
Termino con esta frase que me encanta:


“Como cada corredor sabe, correr es algo más que poner un pie delante del otro, se trata de nuestro estilo de vida y de lo que somos".

carrera

Agradezco enormemente que hayas querido compartir tu experiencia conmigo y con todas las personas que siguen el blog. Espero que tras este maratón sigas haciendo alguno más y sobre todo no pierdas nunca ese sentimiento a la hora de hablar y sentir este deporte que tanto nos llega a todos. ¡¡ VIVA EL ATLETISMO ¡¡

Saludos desde España, ¡¡ Gracias Argentina ¡¡

 

SIGUE TU RITMO Y LLEGARÁS A TU META. BLOG DE TEK0