Bienvenid@ al blog de tek0. Aqui te espero puntualmente para leer mis crónicas de las carreras que participo, entrevistas a atletas de todos los niveles. Todo atletismo, para todos

sábado, 28 de diciembre de 2013

Crónica carrera de Polán 2013

El pasado 24 de diciembre dio lugar en la localidad vecina de Polán la tradicional carrera popular del ´´mazapan´´. El día amaneció con mucho viento, un viento huracanado acompañado de lluvia, se daban unas circunstancias un poco complicadas para poder disfrutar tanto corriendo como la gente animando en las calles del pueblo. Aún así, allí estuve.
Llegados a Polán nos recibe aparte del viento, un poco lluvia varios compañeros del trabajo, algún conocido por ahí que me hacen pasar un gran rato, además Jesús atleta del pueblo rápido nos saludó también, sinceramente por estos detalles de la gente mereció salir a correr.


Media hora antes de la prueba mi compañero de carreras Boliche y yo nos disponemos a calentar, nos abrigamos bien, creo que quizás demasiado y cuando llevábamos unos minutos corriendo tuvimos que ir al coche a dejar parte del abrigo, nos pasamos jejeje…


La carrera iba a empezar, en la zona de salida había gente, pero deslucido, polán es un sitio que responde siempre tanto en carreras como en animación y se echaba bastante de menos, pero claro ante las inclemencias del tiempo no se puede luchar, todo es asi.


Pistoletazo de salida ¡¡¡ Boliche y yo nos quedamos los últimos, mi idea era esa, disfrutar y a la vez sufrir menos, ir de menos a más, aun estoy poco a poco quiero coger el ritmo necesario para cuando pase Reyes empezar en serio el plan para el Maratón de Madrid y estos ritmos y sensaciones se cogen así, con paciencia. Los primeros metros fueron asi, hasta que poco a poco fuimos adelantando posiciones, llegados a la avenida de la salida del pueblo era increíble el aire de cara, como al girar el aire de espaldas que te empujaba a tal velocidad que se hacía casi imposible poder controlar tus propias piernas.



a mal tiempo, buena cara


Era un día horrible y hacer trabajar al cuerpo más de lo necesario era absurdo, una carrera tan corta y con esas condiciones tienes mucho que perder y nada que ganar, una lesión era lo que podías llevarte si forzabas más de la cuenta, como así ocurrió en algunos corredores que tuvieron que parar.


El ultimo km boliche se destaca unos metros sobre mí, mis piernas no daban para mas, irme a por él sería trabajar demasiado, por lo tanto seguí a lo mío peleando contra ese viento que daba de cara, al llegar a meta me quedó la satisfacción de haber llegado bien y quedarme con esa sensación agridulce de no haber visto mas atletas participando y  más gente animando en las calles.



Me quedo con otros recuerdos, la gente que nos conocía arropándonos con esos ánimos o con sus jocosas conversaciones, eso fue lo mejor de ese día.



Foto final de carrera