Bienvenid@ al blog de tek0. Aqui te espero puntualmente para leer mis crónicas de las carreras que participo, entrevistas a atletas de todos los niveles. Todo atletismo, para todos

miércoles, 1 de enero de 2014

La historia de Aránzazu, me gustaría ser como tú (dedicado a su padre)

Esta es mi pequeña historia, historia que quiero compartir con vosotros para que conozcáis mi afición al deporte y el amor que lo tengo. Me llamo Aránzazu y desde que era pequeña mi pasión era el baile, me gustaba mucho y se me daba bastante bien, pero son de estas cosas que vas dejando un poco de lado hasta que lo dejas.


Esta entrada se la quiero dedicar a mi padre, es la parte que me falta aquí y me gustaría ser como él, os contaré un poquito quien era para que veáis que era un gran deportista y también intentaré mostraros que él era un gran hombre.
Mi padre hizo la carrera de derecho pero no le gustaba ejercer de abogado. Llegó a ser un gran policía e incluso inspector aunque no pudo llegar a ejercer  debido a una enfermedad. Esta enfermedad le dejó inmóvil hasta que falleció, yo tenía 13 años cuando él nos dijo adiós.

El era un gran deportista llego a correr un maratón de Madrid, también submarinista profesional, el ciclismo también lo amaba e incluso llego a ser portador de la antorcha paralímpica de Barcelona. El era deporte y deporte era mi padre.


Cuando el nos dijo adiós, la vida se me truncó, empezó a ir sin rumbo y no tenía ninguna ilusión por seguir adelante. Cuando algo así te pasa lo único que quieres y deseas es que la tierra te trague a ti también, aunque pronto encontré una motivación que cambió mi vida. El gimnasio y dentro de el empecé hacer fitness, es el deporte que me gusta y en el que encontrado una gran salida. Descubrí que mi entrenador también amaba el deporte y quiero seguir aprendiendo para hacerme una gran mujer y para que mi padre desde donde esté se sienta orgulloso de mí.


Me gustaría ser tan grande como él lo ha sido en su corta vida, y dentro del fitness intentaré serlo yo, no sé si ganaré pero al menos me conformaré con que mis rivales se pongan nerviosas, eso ya les hará pensar que yo también puedo optar por lo que ellas y tendrán que esforzarse un poco más que yo. Entreno de lunes a domingo, durante tres horas, es lo que me hace sonreír y evadirme de mis cosas, de mis bajones e intentar que mi vida siga con un rumbo y que tenga sentido.

Mi despedida:

El futuro de cada uno no está en mejores manos más que en las nuestras, sino sudas no duele, no sirve no pain no gain!!! No hay secreto, ni retoques solo trabajo, constancia y esfuerzo diario. Rendirse no es una opción todos somos guerreros y auténticos luchadores esto va dirigido a todos los atletas pero sobre todo a todos aquellos amen los hierros como yo un abrazo fuerte.